Recibe descuento especial al comprar $20,000+

Cuando de equipar por primera vez la casa de tus sueños, o bien, de remodelar el inmueble donde has conformado tu hogar se trata, la iluminación es un tema de gran relevancia que debes tener en cuenta. De la temperatura e intensidad de las luces depende la comodidad, la confianza y las sensaciones que habrán de experimentar quienes visiten las distintas habitaciones y, por obvias razones, debes cuidar que las luces de la cocina y del cuarto de lectura, correspondan a las necesidades de cada espacio.

Lo mismo sucede con otros ambientes, por ejemplo, el antecomedor y comedor. Aunque no es necesario que sus respectivas iluminaciones coincidan al 100%, lo mejor es que se armonicen. Para lograrlo, al igual que otros elementos de diseño, puedes elegir una iluminación que funcione bien entre sí, pero sin permitir una coincidencia exacta.

En muchas casas, el comedor se encuentra a la derecha o a la izquierda del pasillo de la entrada. En consecuencia, tanto la luz del antecomedor como la del comedor serán visibles al mismo tiempo, desde esta perspectiva, lo cual hace que tenga sentido preguntarse si debes tener una iluminación a juego para ambos espacios. 

Cuando existe esta distribución, puedes hacer pequeñas diferenciaciones con las luces, por ejemplo, la luz del antecomedor puede ser más intensa y brillante, mientras que para el comedor puedes instalar una luz más íntima, que cuelgue más abajo y que se conforme de pequeñas luces agrupadas en el marco.

Pero, si la distribución de tu casa es distinta a la que hemos descrito anteriormente, los espacios son los que te dictarán lo que necesitas. Regularmente, los comedores son adornados con luces colgantes bajas que apuntan directamente sobre la mesa. Por el contrario, la iluminación del antecomedor se sitúa más arriba y permite a los visitantes caminar por debajo sin temor a golpearse la cabeza, principalmente porque se trata de un sitio de tránsito, donde se toman comidas ligeras y con rapidez, mientras que las luces bajas del comedor iluminan principalmente la mesa y los platos ahí servidos. 

Otra de las claves para iluminar bien el comedor y lograr que se distinga del antecomedor y del resto de los espacios, es que el tipo de lámpara se adapte a la forma de la mesa, a la distribución de las sillas y al estilo del diseño de estos muebles. Este pequeño detalle puede marcar la diferencia entre un lugar que luzca desordenado y relajado o bien, uno que lo haga de forma sofisticada y elegante.

En cualquier caso, asegúrate de elegir focos que emitan luz cálida para el comedor. También conocida como temperatura de la luz, éste concepto se mide en grados Kelvin. Te recomendamos optar por un tipo de luz blanco cálido; una luz cálida, ligeramente amarillenta, de unos 3 mil K, siempre cuidando que la luz que emitan las bombillas no distorsionen los colores del comedor ni demás objetos decorativos como cortinas, cuadros y la pintura de las paredes. 

Una buena alternativa para mantener el control al respecto es instalar luces regulables, para que puedas adaptarlas a diferentes momentos del día y a las distintas necesidades de propiciar ambientes. Después de todo, a diferencia del antecomedor, el comedor suele protagonizar reuniones prolongadas, charlas serias y momentos felices junto a los miembros del hogar. 

Estas luces funcionales y los diseños más novedosos en lámparas y accesorios puedes encontrarlos en Click & Light. Visita nuestro sitio web y descubre nuestra gran variedad de estilos, listos para que los recibas en la puerta de tu domicilio. ¡Recuerda que en Click & Light todas nuestras lámparas incluyen foco! ¡Elige ahora mismo las tuyas!

Latest Stories

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.