Recibe descuento especial al comprar $20,000+

Más allá de sus orígenes geográficos, la decoración mediterránea está en todas partes. Tal vez sin etiquetarlo con este concepto, ya conoces sus características: interiores encalados que conducen a una terraza-comedor al aire libre, paredes de piedra cálidas cubiertas de bugambilias… 

Como su nombre lo sugiere, el estilo de decoración mediterránea está inspirado en el estilo de vida costero de países como España, Italia y Grecia. 

Se trata de una variación geográfica de la tendencia de decoración costera mucho más amplia, que se centra en las paredes encaladas, la vida interior y exterior y la presencia de muchos elementos naturales en espacios donde las puertas pueden estar abiertas prácticamente todo el año. Estos espacios llenos de luz son perfectos para emplear una paleta de colores neutrales y combinados. 

En la actualidad, el estilo de decoración mediterráneo ha adquirido tintes contemporáneos, incluyendo ventanas grandes que se pueden abrir para dejar entrar la luz que, como dijimos antes, se caracteriza por el uso del color como acento, con paletas que favorecen el reflejo del entorno natural. 

Si deseas recrear el ambiente mediterráneo en tu hogar, puedes iniciar empleando una paleta de colores clara y aireada, con muchos blancos cálidos que hagan eco del aspecto blanqueado y beiges terrosos. 

También podrías incorporar algunos detalles en azul, por ejemplo en los muebles, como un guiño a sus orígenes náuticos y para aportar una sensación limpia, fresca y atemporal.

Las vigas a la vista, muros de piedra y baldosas de terracota también aportan toneladas de personalidad mediterránea, sin olvidar a las plantas características de esta  zona, como los olivos, naranjos, limoneros, romero, tomillo, albahaca y lavanda. 

Como puedes ver, la decoración mediterránea apuesta por los elementos naturales, así que algunas acciones como colocar pisos de terracota en la sala de estar o usar baldosas de arcilla cocidas al horno en la cocina o baño, e incluso colocar una viga reciclada sobre una chimenea, son formas ingeniosas de traer algo de esa sensación costera a casa mediante el uso de materiales naturales. 

Las cestas de mimbre, las cortinas y los cojines de lino de color natural y las alfombras de sisal también contribuyen a crear una sensación inconfundiblemente mediterránea. 

Otro sinónimo de decoración mediterránea contemporánea son los espacios amplios y luminosos que maximizan el uso de la luz natural, junto a una paleta de colores frescos que hacen rebotar la luz alrededor en lugar de absorberla, otorgando una sensación de flujo en el área.

Latest Stories

Esta secção não inclui de momento qualquer conteúdo. Adicione conteúdo a esta secção através da barra lateral.